una empresa de biotecnología con sede en Chicago anunció que ha bioimpreso con éxito un corazón humano pequeño en 3D. Este corazón tiene la misma estructura que un corazón de tamaño completo.



Según la empresa, imprimir este minicorazón es un avance importante en el esfuerzo por crear un corazón artificial viable para los trasplantes, ya que el corazón se imprimió con células moleculares cardíacas derivadas de un paciente, y se realizó un bioenlace a partir de compuestos de matriz extracelular que replican las propiedades del corazón de los mamíferos.

Hace un año, BIOLIFE4D produjo tejido cardíaco humano bioimpreso, a inicios de este año la empresa bioimprimió componentes cardíacos individuales, incluidas válvulas, ventrículos y vasos sanguíneos. Este proceso implicó la reprogramación de los glóbulos blancos de un paciente en las células madres pluripotentes inducidas o células iPS, las cuales pueden diferenciarse en diferentes tipos de células, incluidas las cardíacas.

La compañía espera bioimprimir un corazón humano en funcionamiento de tamaño completo próximamente y si todo sale bien, estas impresiones podrían eliminar la necesidad de órganos de donantes.