Las compañías tecnológicas están tratando de resarcir el daño que han generado a partir de darle protagonismo a las personas y exacerbar su ego a través de favs, likes y shares. Como una medida, que podría parecer poca cosa, YouTube está cambiando la forma en la que mostrará cuántos seguidores tiene una cuenta con el fin de aliviar la presión de los usuarios.



A lo largo de septiembre, la plataforma estará desplegando cuentas abreviadas de suscriptores públicos. Por ejemplo, si un creador tiene 1,234,567 suscriptores, los espectadores verán que el conteo es de 1.23M. YouTube anunció el cambio en mayo, pero lanzó más detalles esta semana. Sin embargo, y como era de imaginarse, los usuarios no están contentos.