Un Aleks Syntek enérgico, carismático y accesible con sus fans puso el ambiente retro durante la clausura del Festival Cultural Querétaro 2018, una fiesta interminable que se apoderó de la explanada de Plaza Fundadores.

Ante cientos de personas, el cantante arribó al escenario en compañía de sus músicos y no dudó en entregar lo mejor que tenía, por lo que de inmediato calentó los ánimos con temas como “Duele el amor”, “Sin aliento” e “Historias de danzón y de arrabal”, con las que el público poco a poco fue poniéndose a tono.


“¿Quieren más fiesta?”, dijo Aleks para dar paso a la cumbianchera “Tu recuerdo divino”, que invitaba a ponerse a bailar con el sabor de los de Iztapalapa.

Haciendo un recorrido por los temas que han marcado a toda una generación, el originario de Yucatán se valió de luces, cambios de vestuario y una enorme pantalla para presentar un espectáculo de primera que lo ha llevado a recorrer  con su “Trasatlántico” gran parte del territorio nacional.

Syntek se puso romántico también y tocó a piano un par de canciones, entre anécdotas de amor, y otras no tanto, que provocaron suspiros entre un público de todas las edades.


En la recta final rindió culto a los grandes exponentes de la movida madrileña de los años ochenta con “La puerta de Alcalá”, “El ataque de las chicas cocodrilo”, de Hombres G, y “Viviendo de noche”, del dueto español Veni Vidi Vici.

Fueron cerca de dos horas de recital que se extendió ante la insistencia de los fans que gritaban “otra”, a lo que no pudo resistirse el cantante que agradeció las muestras de cariño y cerró con broche de oro una noche por demás esperada.

Isak Mastache/ADN Informativo